Magisterio Books

No. 14. Enseñanza para la comprensión. Cerrando la brecha entre la teoría y la acción



Existen tres preguntas esenciales a las que el marco de la EpC nos invita. Preguntas que todo docente debe hacerse, no cada 20 años, sino siempre antes de comenzar un año escolar y de planear cada una de las unidades didácticas. ¿Que queremos que nuestros estudiantes realmente comprendan? y ¿porque? ¿Como podemos involucrar a nuestros estudiantes en la construcción de estas comprensiones? ¿Como sabremos, nosotros y ellos, que sus comprensiones se desarrollan? En el trabajo que hemos adelantado con maestros y maestras en algunos países de Latinoamérica y España hemos visto como estas ideas han ido echando raíces. Vale la pena anotar que el marco de la EpC surge de la investigación realizada por miembros del Proyecto Cero de la Escuela de Graduados de la Universidad de Harvard, quienes se enfocaron de las experiencias exitosas de maestros y a partir de ellas consolidaron cuatro elementos comunes, que hoy conocemos como el marco de la EpC. Lo interesante de este marco es que no pretende copiar modelos si no que nos invita a pensar en nuestros propios contextos, en nuestras propias necesidades y que, de manera autónoma, ante los problemas, encontremos soluciones y no culpables.