Magisterio Books

No. 72 La lectura y la escritura: Un diálogo transdisciplinar



En el mundo contemporáneo, leer y escribir son procesos fundamentales, complejos e insustituibles a través de los cuales las sociedades construyen y transforman permanentemente sus concepciones de la realidad, y desde ellas asumen el presente y vislumbran el futuro. Leer y escribir son procesos vivos que se conciben de diferentes maneras y en los que se manifiestan, a su vez, diversas concepciones de mundo. Por ello, son importantes las reflexiones y las experiencias que, desde diversos ámbitos y disciplinas del conocimiento, se hacen en torno al lugar que ocupan el leer y escribir en la cultura y en los contextos académicos. La complejidad cultural que habitamos trae consigo una dinámica comunicativa demandante, en el sentido en que los individuos se enfrentan a múltiples referentes y a diversos mecanismos para los intercambios de información, que les exige desarrollar habilidades específicas y muy elaboradas a la hora de la producción y recepción de significados. Encontrarse con el otro en un diálogo de saberes puede ser la acción más espontánea y sencilla y, a la vez, un acto comunicativo de gran complejidad estructural. Por esta razón, la experiencia subjetiva e intersubjetiva de la lectura y la escritura requieren, para su abordaje, partir de nociones que se apoyan en la idea del movimiento: la travesía y la intersección. Los lectores y escritores contemporáneos para comunicarnos atravesamos medios (televisión, cine, radio, libros, redes sociales, etc.) dispositivos electrónicos (laptos, móviles, tablets, etc.), plataformas (Facebook, twiter, google, etc.), tipologías textuales (textos conceptuales, argumentativos, procedimentales, literarios, etc.), entre otros. Los lectores y escritores contemporáneos para encontrarnos a conversar llegamos a intersecciones culturales, sociales, políticas y estéticas. Gracias a esta proliferación mediática y cultural, se produce una complejización en la construcción de los sentidos y significados de las experiencias individuales y colectivas. Estos “desplazamientos” y “encuentros” demandan el desarrollo de competencias para la comunicación, también desde el movimiento. Por eso se habla -ahora más que nunca- de que la lectura y la escritura no son responsabilidad única de las disciplinas del lenguaje, sino que todas las disciplinas y formas de construcción de saberes tienen su cuota cuando se busca comprender la realidad de estas dos prácticas sociales, ya sea desde la intersección, la transversalidad o, mejor, desde lo que contemporáneamente conocemos como la interdisciplinariedad y la transdisciplinariedad. Por todo lo anterior, nuestra propuesta constituye un abordaje transdisciplinar y abierto, en el que se hace evidente que leer y escribir son acciones reales, siempre actuales, vivas y en movimiento, en las cuales se construyen mundos para habitar. Por lo tanto, mostrar diversidad de miradas en torno a los procesos de lectura y escritura hoy constituye una importante labor para promover el diálogo y para aportar en la construcción de nuevas maneras de aproximarse al conocimiento y la cultura. El interés central de este número es presentar a los lectores de la Revista Internacional Magisterio un grupo selecto de artículos en torno a los procesos de lectura y escritura, abordados desde los contextos y problemas contemporáneos y desde diferentes posturas, disciplinas y áreas de conocimiento, con el fin de evidenciar algunas de las transformaciones y evoluciones que dichos procesos tienen hoy, con el interés de contribuir en el debate académico sobre el lugar que ellos ocupan en la cultura. De igual forma, se busca proporcionar a los maestros de aula y a la comunidad en general, experiencias relevantes para su trabajo; acercar a los lectores a la discusión sobre las nuevas formas de leer y escribir en el marco de una estética de la recepción compleja; contribuir con la dilucidación o profundización del concepto de transversalidad en los procesos de lectura y escritura; presentar experiencias significativas desarrolladas por maestros de aula y profesores formadores, relacionadas con los procesos de lectura y escritura; e indagar sobre los avances que en este campo se han logrado en relación con la comprensión e interpretación textual. Para los autores de este número leer y escribir son procesos que demandan una vinculación significativa entre las estrategias didácticas que se diseñan, la realidad dentro de la cual estos funcionan y los sujetos que participan de esta experiencia, tanto la lectura como la escritura se asumen como un dispositivo pedagógico para el fomento de la creatividad y la sensibilidad social, hecho que propicia la construcción de escenarios para la investigación educativa divergentes, donde se busca la interacción con niños, niñas y jóvenes que proceden de vivencias sociales y culturales diversos. Esperamos contribuir con este diálogo, con esta conversación y con esta travesía que nos acerca más como maestros latinoamericanos, comprometidos en la construcción de una mejor sociedad y una cultura rica y diversa.