Magisterio Books

No. 74. Economía y educación de futuro



El presente número de la revista está destinado a explorar algunas posibilidades para encontrar caminos que puedan conducir a la identificación y profundización de uno de los fundamentos de la nueva educación de futuro: la economía y su relación con los procesos de formación de futuro. La siempre y reiterada invitación a todos los que de una u otra forma están vinculados con este tipo de procesos, para reflexionar de manera productiva sobre lo que por años hemos venido haciendo y pensando, nos llama la atención sobre ciertos aspectos y consecuencias del sistema tradicional de educación, y de sus efectos en la realidad de quienes han sido educados bajo su tutela. Requerimos de un trabajo enfocado desde una perspectiva, no solo bioética, sino que tenga en cuenta una nueva economía, o mejor, economías, que se ajusten a la naturaleza del crecimiento humano y al desarrollo real de las personas y de las comunidades. Considerando esta situación, en este número exploramos uno de los cuatro fundamentos de la nueva educación de futuro, el económico y sus múltiples papeles en la formación. Este será un inicio que podrá aclarar el camino para quienes están seriamente comprometidos con la misión y la empresa real de construir Nación desde los procesos de formación pertinentes, considerando, no solo la naturaleza de las personas reales, sino las dinámicas presentes y de futuro. Se trata de ir tras la idea de que puede haber otros enfoques y sistemas económicos más humanos, sin ingenuidades y sin limitaciones, que puedan convertirse en fundamento de una nueva educación, de mejores condiciones de vida para todos. No es un tema frecuente en la literatura tradicional de educación, y parecería que la economía no hace parte de la reflexión formativa, pero es posible que descubramos su importancia, no solo como factor inherente a los mecanismos socio-culturales en los que estamos inmersos, sino como elemento funcional de la nueva propuesta de educación de futuro. En el contexto de este proyecto, en donde se pueden considerar dos bases estructurales: las neurociencias y la bioética, aparecen otros dos fundamentos funcionales: la economía y las innovaciones disruptivas (número que está en preparación para fin de año), para cerrar con un número acerca de los procesos de formación de futuro, en donde se integre todo para presentar un modelo estratégico cuya intención colateral será superar todas o al menos un gran segmento de las dificultades de nuestro sistema de educación; se trata de fortalecer a sus beneficiarios: los ciudadanos del futuro. Sea esta la oportunidad de explorar un nuevo camino, el de la formación, para desarrollar nuevos procesos organizativos, productivos y de trueque y canje, comercio y progreso, sin dejar a nadie en el camino de construcción de nuevas posibilidades. Germán Pilonieta Editor Invitado