Magisterio Books

No. 81. La escuela y la paz



Cuando la mayoría de la población colombiana actual nació, el conflicto armado que está a punto de finalizar ya era viejo. Hemos crecido en medio de la guerra en los campos y en las ciudades. Tal vez, por esto, percibimos con dificultad las consecuencias de esta realidad en nuestras vidas. Aprendimos desde niños a recibir las noticias de combates, masacres y descuartizamientos a la hora de la comida sin indigestarnos, a desconfiar de los vecinos sin sentir soledad, a no transitar por determinados lugares, a ver personas mutiladas en los semáforos, a callar, a mirar para otro lado, a cambiarnos de acera, a cuidar únicamente de nuestras vidas y de las de nuestros seres más queridos. Quienes han sido víctimas, por su parte, han tenido que sobrevivir rodeados de la indiferencia de los demás. Lo más seguro es que el día a día de la mayoría de nosotros no se transforme de manera súbita si el gobierno y la guerrilla de las Farc llegan a un acuerdo y los colombianos decidimos aceptarlo. Pero para quienes trabajamos al servicio de las futuras generaciones, la oportunidad es inmensa. Este número de nuestra revista versa sobre la escuela y la paz. Ofrecemos diferentes puntos de vista y experiencias concretas alrededor de lo que significa construir una cultura de paz desde la escuela y su comunidad circundante. El cubrimiento territorial es amplio y los enfoques tan diversos como los retos que enfrentan los educadores. Todas las experiencias narradas están en marcha a pesar de que el conflicto aún no ha expirado de forma oficial. De modo que el panorama es mucho más que inspirador. Agradecemos, en especial, al Premio Compartir al Maestro y al Colectivo Educación para la Paz por su colaboración en la compilación de las contribuciones. Sabemos que lo que aquí encontrarán nuestros lectores no es un catálogo exhaustivo de todas las iniciativas, ni siquiera de las más relevantes, pero, de ello, la responsabilidad es solo nuestra. María Montessori, esa gigante de la pedagogía, hoy más vigente que nunca, publicó un libro sobre la educación y la paz, tal vez mientras huía de la Guerra Civil Española, poco antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial. Ella sabía del gran poder de la educación para la realización de las personas y las sociedades. Llenos de esperanza, puede sernos útil rememorar en estos días una de sus más perdurables reflexiones: “Lo único que los políticos pueden hacer es evitar que haya guerras. Establecer la paz duradera es obra de los educadores”.

Revista N°: 

81

Número de Páginas: 

96

Editor Invitado: 

Año: 

  • 2016

Meses: 

  • Agosto

ISSN: 

16924053

Palabras claves: 

Tabla de Contenidos